Entrevista de Enrique Moratalla a Solange Sand, autora de «El sable en la memoria» – Café Montaigne

Entrevista de Enrique Moratalla a Solange Sand, autora de «El sable en la memoria» – Café Montaigne

Entrevista de Enrique Moratalla a Solange Sand, autora de El sable en la memoria [1]

 

*

 

Solange Sand

 

*

 

El pasado martes 12 de junio, tuvo lugar en Granada la presentación de la novela de Solange Sand, titulada El sable en la memoria, editada por Ediciones Rubeo. La velada transcurrió en el emblemático Museo Casa de los Tiros. En el marco del mágico ensueño inducido por el olor a yerbabuena de su jardín, la autora contó con el inestimable acompañamiento de Enrique Moratalla, con quien conversó sobre algunos aspectos concretos del libro, engalanados con pinceladas de literatura, psicoanálisis, poesía, historia, filosofía…

 

*

 

Enrique Moratalla

 

*

 

Enrique Moratalla es cantautor, político y gestor cultural, perteneciente al movimiento cultural «Manifiesto Canción del Sur», colectivo andaluz compuesto por artistas como Carlos Cano, Antonio Mata, Esteban Valdivieso o Ángel Luis Luque. Moratalla se incorporó al movimiento de la canción social con sólo 17 años de edad, siendo considerado uno de los miembros más relevantes por la calidad extraordinaria de su voz nostálgica, profunda, poética y personalísima.

Café Montaigne agradece a Solange Sand y a Enrique Moratalla la gentileza de haber querido compartir con nosotros y nuestros lectores la interesante entrevista del pasado 12 de junio. A continuación dejamos la transcripción de lo conversado y compartido en dicha velada, que tomó la forma de un cálido y acogedor encuentro.

 

*

En Granada, a 12 de junio de 2018

Solange Sand nació en 1976 en La Victoria, Córdoba. Estudió en Francia e Inglaterra y es doctora en Psicología por la “Universidad Complutense” de Madrid. Leal a su vocación literaria, es avezada lectora de los clásicos, así como apasionada del Arte, la Historia y la Filosofía.

Realizó su tesis doctoral en Psicoanálisis, literatura y tango atraída y eclipsada ante este último por su valor artístico y su inquebrantable compromiso social.

Ha sido colaboradora habitual en Canal Sur-Televisión y en la actualidad es profesora en la “Universidad Internacional de Valencia” (VIU).

Es autora de los ensayos El tango que nos parió y El amor en la palabra. Su relato epistolar La bella consciente forma parte de la antología de cuentos titulada Perversidades. Cuentos al filo, publicada por Ediciones Rubeo.

Su trabajo literario representó a España en la “Décima Cumbre Mundial del Tango”, dirigida por Horacio Rébora en la ciudad de Zárate, Argentina (2015).

 

*

 

 

*

 

1. Enrique Moratalla: Solange, El sable en la memoria es tu primera novela, cuéntanos, ¿por qué la has titulado así?

Solange Sand: La titulé de este modo porque “sable” representa un símbolo fálico (hoja delgada y larga, parecida a la espada, pero algo curvada y afilada sólo por un lado), y porque se trata de un arma poderosa, antigua y noble con el que, como bien sabemos, los caballeros luchaban a favor de la justicia y defendían los derechos de las personas desvalidas frente a la crueldad de los poderosos.

El sable en la memoria viene a significar el poder que tenemos de penetrar en las profundidades de la memoria consciente, así como de fondear el inconsciente y, desde ahí, realizar un análisis, una elaboración, para poder dar respuesta al pasado desde otra mirada (al pasado y al presente). Se trata de poder realizar una reconstrucción psicológica de la personalidad.

 

2. Enrique Moratalla: Qué interesante, la verdad que el título da juego, porque también puede interpretarse como algo clavado que hace herida en el corazón…

Solange Sand: He tenido interpretaciones de amigos que han ido en ese sentido. Esto me resulta muy enriquecedor, y por ello suelo preguntar a los demás qué les sugiere. Recuerdo que tú, cuando lo escuchaste la primera vez, exclamaste: ¡Brutal! Y así lo veo yo también: ¡Brutal!

También hay interpretaciones del lado de ver en el “sable” un corte, algo que en un momento dado corta con el pasado atormentador y prefigura un segundo tramo de la vida en libertad.

Mi psicoanalista tuvo una interpretación también muy valiosa: al buscar la palabra en el diccionario, encontró que una de las acepciones es “sablear”. Esta es una expresión -dijo- que se usa mucho en la Argentina. Me gustó y me dije: “¿Esto no tiene que ver con el vínculo analista-analizando?”.

Cito literalmente su reflexión:

“¿No estamos sableando a nuestros pacientes? Primero los acogemos, les ofrecemos nuestra escucha amable, sin censuras, para que nos cuenten lo que les está pasando, sea lo que fuere, hasta su mayor intimidad y su mayor dolor. Les sableamos con un sentido, de hecho no nos quedamos con lo que les sacamos, sino que se lo devolvemos, queremos que lo vean, ya que de nada sirve que uno lo vea, pero no lo vean ellos.

Lo que es la lengua, lo que es la palabra, lo que es el psicoanálisis… A mí me pasa como a Emilio Rodrigué, maestro y psicoanalista las 24 horas del día. Una forma de ser, de mirar, de escuchar, de vivir”.

3. Enrique Moratalla: ¿Cómo nace este trabajo?

Solange Sand: Nace de las experiencias de la infancia, y en relación a lo que acabo de comentar, es decir: de una búsqueda personal y profesional a través del aprendizaje continuado, en aras a poder comprender, interpretar y dar una respuesta a las experiencias vividas.

Sabemos que Sigmund Freud, a sus pacientes, les formulaba una pregunta -que tenía como lema- extraída del “Fausto” de Goethe:
-“Hijo mío, cuéntame, ¿qué han hecho de ti?”.

A lo que él mismo añadiría -en una de sus cartas a su amigo el doctor Fliess-:

-“¿Qué vas a hacer tú con lo que te han hecho?”.

 

4. Enrique Moratalla: Al hilo de esta pregunta podríamos afirmar que, partiendo del material de la infancia, has dado una respuesta a dicha experiencia con la escritura de la novela.

Solange Sand: Sí, ha sido así. Voy a tratar de explicarlo de manera resumida: empecé a escribirla en el año 2010, pero la dejé en un cajón porque, por la densidad emocional, me parecía fundamental dejarla reposar. Después me ocupé de realizar el posgrado, un máster en “Psicoanálisis y Filosofía de la Cultura” y la investigación para la tesis doctoral.

Más adelante, justo al doctorarme y coincidiendo con los años álgidos de la crisis, se me presentó una situación muy difícil, por lo que, con todo el dolor de mi corazón, tuve que irme de una ciudad tan especial como es Madrid, donde vivía rodeada de personas maravillosas y muy queridas, con las que compartía una vida hermosa y fecunda tanto en el aspecto personal como en el intelectual y social.

Me trasladé a Málaga, y la situación se hizo más difícil todavía porque trabajaba en la Televisión pública de Andalucía sin recibir un salario, por lo que al final me encontré “en la orilla”, a solas con la “pulsión de muerte”. Algo que Freud ya nos advirtió, que “la realidad siempre acaba atrapándonos”.

Regresé a Córdoba, a La Victoria, que es el pueblo de mis padres, un pueblo de 2000 habitantes. Tuve que volver a una realidad compleja y dolorosa, donde encontré la palabra como un modo de seguir adelante, la metáfora como un lugar en el que habitar y como un modo de poder respirar en una situación asfixiante, la misma que he tratado de describir en la segunda parte de la novela. Porque la palabra escrita es una manera de seguir caminando. De seguir respirando.

La delicia de leer y de escribir, el placer de descubrir obras literarias, es el inmenso placer que siente todo amante de la palabra: de la palabra que nos conmina a pensar, y nos ayuda a clarear las oscuras, sutiles y enigmáticas profundidades del alma humana. La literatura es ese decir del alma que tiene que ser comunicado para poder seguir viviendo…

 

5. Enrique Moratalla: Nos encontramos, pues, ante lo que se denomina “Función de Autor”…

Solange Sand: Los poetas y escritores, así como los pintores, músicos, escultores…, a través de sus obras están representando, a nivel simbólico, las emociones, los sentimientos y las ideas que conforman su mundo interior y dan sentido a su realidad subjetiva.

Estamos, ciertamente, ante lo que diferentes autores -Michel Foucault, por ejemplo- denominan “Función de Autor”, función que actúa como una suplencia que va a calmar al sujeto creativo en la medida en que, con la palabra escrita (en el caso por ejemplo del poeta), logra comunicar aquello que no puede expresar de otro modo, pero al mismo tiempo necesita expresar.

La “Función de Autor” es creación y catarsis…, liberadora de contenidos emocionales desestabilizadores.

La escritura es la representación -a nivel simbólico- que vincula al escritor con la realidad en su necesidad de expresarse y de crear, dotándole a la vez de una identidad narrativa que le da consistencia y lo unifica.

Freud invitaba y animaba siempre a leer a los clásicos; decía que en sus teorías encontraríamos lo que con anterioridad ya habían dicho otros autores. Para él era esencial escuchar sobre todo al poeta. Y aquí quisiera recordar aquello tan lúcido y bello que Raúl González Tuñón dejó escrito en Juancinto Caminador: “Traigo la palabra y el sueño, la realidad y el juego de lo inconsciente, lo cual quiere decir que yo trabajo con toda la realidad”.

 

6. Enrique Moratalla: Estás hablando de la posibilidad de resiliencia, ¿cómo te ha ayudado el proceso creativo en este sentido?

Solange Sand: Me ha ayudado en la medida en que la “Función de Autor” produce una serie de efectos benéficos, efectos que palían el sufrimiento que produce el trauma y además alivian la inestabilidad que este produce.

Y ahora que ya ha pasado lo peor, puedo decirte que “me alegra” haber atravesado la crudeza de esta experiencia, puesto que si no hubiera pasado por ella, no la hubiese podido comprender con la profundidad con la que me parece haber llegado a comprenderla.

Llevado esto a situaciones extremas y a la genialidad de los clásicos, podemos imaginar a Miguel Hernández en la cárcel escribiendo las Nanas de la cebolla, en respuesta a la carta de Josefina Manresa en la que esta le contaba que sólo les quedaba pan y cebolla para comer. Versos densos y concisos escritos latido a latido, lágrima a lágrima.

El alma sufre y el cuerpo padece. Por eso es tan importante tener la capacidad de saber asumir con flexibilidad situaciones traumáticas o de crisis, de poner sobre la mesa las herramientas necesarias para sobreponerse, y además salir fortalecido de todo ello.

 

7. Enrique Moratalla: A lo largo de la narración he podido apreciar que el sentido del humor tiene un papel muy relevante.

Solange Sand: Exacto. Porque “El humor -dijo Freud- es la manifestación más alta de los mecanismos de adaptación del individuo”.

 

8. Enrique Moratalla: A todo esto, veo que un coach no tiene mucho que hacer contigo…

Solange Sand: Te agradezco la broma, y también que hayas sacado el tema, dado que el intrusismo es algo que me indigna especialmente, de hecho, suelo conversar de ello con amigos psiquiatras, psicólogos y psicoanalistas, y siempre llegamos a la conclusión de que es lamentable ver cómo crece el número de impresentables. El intruso que hace un curso de coaching durante unas semanas, y ya piensa que es un profesional de la psicología. No vale la impostura de los atajos.

 

9. Enrique Moratalla: ¿Por qué piensas que esta situación se ha generalizado?

Solange Sand: Bueno, ya sabemos, vivimos en una sociedad en la que muchos individuos quieren soluciones rápidas, casi de varita mágica, y esto, unido a la falta de una mirada crítica y al hecho de no querer realizar un trabajo realmente serio, puede llevar a este tipo de situaciones en las que, tantas personas, de pronto se dejan llevar por el primer narcisista de turno que diga -si me permites la ironía- “Poesía soy yo”.

 

10. Enrique Moratalla: ¡Qué “Cambalache”, ¿no?!

Solange Sand: Sí, sí, como Enrique Santos Discépolo dejó escrito, “lo mismo un burro que un gran profesor. No hay `aplazaos´, ni escalafón…”, y tantas cosas más, porque este tango es un inestimable legado de lucidez al que debemos estar agradecidos.

 

11. Enrique Moratalla: ¿Piensas entonces que “los inmorales nos han igualado”?

Solange Sand: No, porque eso es imposible. Los inmorales no tienen capacidad para igualarnos, ¡les llevamos corazón y muchos libros de ventaja!

Situados en el contexto de la “Salud Mental”, la responsabilidad la tiene uno, y lo intento explicar: si un individuo te dice que ha estudiado en una supuesta “Universidad de las Flores” y tú vas y lo crees, y además pagas 80 euros por una sesión de videoconferencia para una -también supuesta- consulta psicológica, ¿de quién está siendo la responsabilidad por no poner un límite a esto?

Comentándole esto mismo a un amigo psiquiatra, él me respondió que su jefe le había echado la bronca en una ocasión por haberse ido de un curso de coaching, dado que el curso era obligatorio. Mi amigo se salió del curso por tres motivos: primeramente porque el coach no se había presentado en relación a los títulos, y tampoco había dicho si estaba vinculado al ámbito sanitario de la “Salud Mental”. En segundo lugar, porque el objetivo de la ciencia es comunicar a partir de los artículos -de la bibliografía-, y el coach daba una información que no se sabía de donde venía. En tercer lugar, porque presentaba un discurso contrario a lo que se pretende, es decir: la posición de la “Salud Mental” es poder identificar todas las cartas, sean las que sean. El coach del curso se situaba en la posición en la que, independientemente de las cartas que yo tenga, siempre juego, porque supuestamente siempre voy a ganar, lo que nos lleva fuera de la realidad, y a una posición paranoide. Las cartas paranoides no son reales, por eso es fundamental trabajar desde una posición depresiva que dé lugar a poder conocer todas las cartas. La posición maníaca estaría bien para un partido de fútbol, por ejemplo.

 

12. Enrique Moratalla: Después de esta novela, ¿qué te planteas?

Solange Sand: Continúo -y continuaré- leyendo y escribiendo cada día. Contamos con la angustia como “compañera de baile”, de esta se vale el psiquismo creador para transitar de unas identificaciones a otras. Identificaciones múltiples y cruzadas unidas al entusiasmo del que mana toda fuerza creadora, donde reconocer la “Voluntad de poder” de Nietzsche, y donde será posible la producción artística por medio de la “Sublimación”.

A propósito, la semana pasada le pregunté a un amigo argentino:

-¿Cuántos “Yo” tienes?

-“Yo, mi otro Yo, y Yo qué sé…” -contestó. (¡Mi amigo es poeta, claro!).

En tus versos, por ejemplo, cuando expresas:

 

«Mirar las horas sin ojos
morir cada rato un poco
abrazarse a la existencia.
Para ser yo y no ser otro».

En el verso “Para ser yo y no ser otro”, hay un deseo latente de autenticidad, en el sentido de querer ser honesto contigo mismo, de no querer ser otro, de no querer ser lo que otras personas esperan de ti.

 

13. Enrique Moratalla: Esa idea es la que aparece en la segunda parte de la novela, cuando la protagonista afirma: “A través de la obra, el artista consigue salir a flote allí donde otros naufragan en sus neurosis”.

Solange Sand: Gracias por recordarla. Efectivamente, con esa frase, la protagonista ha querido expresar que la obra es liberadora y puede sacarnos a flote.

 

14. Enrique Moratalla: Intuimos que vas a continuar psicoanalizándote, ¿cierto, Solange?

Solange Sand: Sí, porque el análisis es una experiencia no sólo terapéutica sino también creativa, y en todo momento humilde y humanísima. Anna Freud entendía el psicoanálisis como un modo de vida: de la misma manera que uno hace las cosas cotidianas, de igual modo es importante psicoanalizarse.

Si -por favor- me lo permitís, voy a contaros un chiste:

Un paciente va por primera vez al psicoanalista y, como no está seguro de iniciar el tratamiento, dice:

-“Oiga, dicen que los psicoanalistas están todos locos”.

El analista, ecuánime, responde:

-“Sí, pero yo soy consciente de ello”.

 

15. Enrique Moratalla: ¿Te refieres a pasar tres o cuatro veces a la semana por el diván?

Solange Sand: Sí, por supuesto. Y qué bueno que hagas esta puntualización porque, a diario, en la relación con los demás, nos pasan cosas; deviene fundamental elaborarlas…, así como los sueños.

Lo comentábamos al inicio de la entrevista, se trata de un proceso largo, continuado en el tiempo. Sócrates fue conciso: “Conócete a ti mismo”, y esto es, a la vez, un proceso complejo. Lo fácil es dar una pataleta y echar la culpa de lo que nos pasa al otro. El conocimiento de uno mismo, ha de pasar por el arte y la palabra. Resumidamente: la “cura” en el amor.

 

16. Enrique Moratalla: Has hablado de un tema que te indigna, como es el intrusismo, pero, ¿qué es lo que más te duele?

Solange Sand: La indolencia. Me parece desoladora. Desgarradora.

En relación a la indolencia que encuentro en Mariano Rajoy, el día 1 de junio escribí en el Facebook una reflexión que titulé Tu indolencia:

Lo más grave ha sido
tu indolencia
mientras España
ha vuelto a pasar hambre
y se han llenado
de muertos andantes
las cunetas.

Lo más doloroso ha sido
tu maldita *Risa de hiena,
tu corazón de hielo,
mientras tantas familias ardíamos
en la profunda desesperanza del abismo.

Lo fatal, lo irrespirable:
los amigos que han muerto en el camino.

 

17. Enrique Moratalla: ¿Cuál es tu esperanza?

Solange Sand: ¿Y tú me lo preguntas? ¡La esperanza sos vos, poeta!

Sin duda, la esperanza está en la poesía, Enrique. Por ello, como despedida, y dado que venimos celebrando el aniversario del nacimiento de Federico García Lorca, quería pedirte que leyeras -por favor- un fragmento de su prosa que me tiene maravillada desde la primera vez que lo leí, allá por el año 1998.

Espero y deseo que os guste, muchas gracias de corazón a todos por habernos acompañado en esta tarde tan especial para mí:

 

«Bajo el cálido color del atardecer de otoño,
cuando las ramas son sueños de oro
y las aguas son miel de plata y de menta,
cuando la luz se muere diciendo pesares
y los pianos cantan romances febriles,
cuando todo es de tristeza pesada y profunda…
hay algunas almas que murmuran desesperados
de tener pasiones siempre y sin que se borren,
y esas almas que sufren y rezan a lo desconocido
vagan solas y sin consuelo posible
porque alcanzaron a ver el mundo en
toda su locura y sinrazón…».

 

*

 

 

*

 

_____

Nota

  1. Solange Sand. El sable en la memoria. Ediciones Rubeo, Rubí – Málaga – Monterrey, 2018. ISBN: 978-84-9476-773-9.

 

Autor

Comments

  1. bingobet88.info
    bingobet88.info 1 agosto, 2018, 07:33

    Wonderful goods from you, man. I have understand your stuff previous to and you’re just extremely
    magnificent. I really like what you have acquired here, certainly
    like what you’re saying and the way in which
    you say it. You make it enjoyable and you still
    care for to keep it wise. I can’t wait to read much more from
    you. This is really a terrific website.

    Reply this comment
  2. Rodger
    Rodger 11 marzo, 2019, 04:53

    Can you inform me what platform are you utilizing on this site?

    Reply this comment
  3. gamefly free trial
    gamefly free trial 2 mayo, 2019, 14:40

    Hello there, just became alert to your blog through Google, and found that it’s
    truly informative. I am gonna watch out for brussels.

    I will be grateful if you continue this in future.
    Numerous people will be benefited from your writing. Cheers!

    Reply this comment
  4. gamefly free trial
    gamefly free trial 3 mayo, 2019, 03:48

    What i don’t understood is in truth how you are no longer
    actually a lot more well-appreciated than you may be now.
    You are so intelligent. You recognize thus considerably on the subject of this topic, produced me in my view consider it
    from a lot of numerous angles. Its like men and women are not involved except it is something to do with Woman gaga!

    Your personal stuffs outstanding. At all times
    maintain it up!

    Reply this comment
  5. minecraft free
    minecraft free 8 mayo, 2019, 21:47

    Why people still use to read news papers when in this technological world the whole
    thing is presented on web?

    Reply this comment
  6. g
    g 12 mayo, 2019, 19:21

    Excellent site. Lots of useful information here.
    I am sending it to a few friends ans also sharing in delicious.
    And certainly, thanks to your effort!

    Reply this comment
  7. free minecraft download
    free minecraft download 14 mayo, 2019, 17:02

    Hey There. I found your blog using msn. This is an extremely well written article.

    I will make sure to bookmark it and come back to read more of your
    useful info. Thanks for the post. I’ll definitely
    return.

    Reply this comment
  8. gamefly free trial
    gamefly free trial 29 mayo, 2019, 18:17

    We are a group of volunteers and starting a new
    scheme in our community. Your web site provided us with valuable info to work on. You’ve done a formidable job and our whole community will be grateful
    to you.

    Reply this comment
  9. gamefly free trial
    gamefly free trial 2 junio, 2019, 23:49

    I could not refrain from commenting. Perfectly written!

    Reply this comment

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*