En época de rosas – El sueño de la Primavera [Tercera antología breve de poesía] – III – Heliodoro Fuente Moral

En época de rosas – El sueño de la Primavera [Tercera antología breve de poesía] – III – Heliodoro Fuente Moral

En época de rosas – El sueño de la Primavera [Tercera antología breve de poesía] – III – Heliodoro Fuente Moral

***

***

En época de rosas – El sueño de la Primavera [Tercera antología breve de poesía] – III – Heliodoro Fuente Moral

I

Pétalos

Plegaria para un tiempo de rosas

Con los primeros lirios
y las primeras rosas de las huertas
en una tarde azul, sube al Espino…

Antonio Machado

Ojalá
que las rosas hagan de la felicidad costumbre,
que acompañen con su olor nuestros gozos pequeños,
que su presencia rubrique nuestros triunfos efímeros,
que no falte su color tras los inviernos del fracaso;

que sus yemas afirmen que la vida siempre recomienza,
que sus cálices entreguen generosos su aroma
en un acto de amor envolvente y profundo,
y que sus corolas sirvan los joviales copones del gozo;

que sean prietos los pétalos de los abrazos tiernos,
que su entrega selle en lacre las miradas sinceras,
que la flor no se enmustie sin la capsa del fruto,
que sus semillas cubran de razón las esperas;

que su tacto enzarcille las dudas de un amor que se apaga,
que su aroma sea eterno en los besos y adioses,
que una rosa despida bien siempre al amigo que parte,
y que todas le miren a Dios por los niños que mueren
en su tiempo de rosas.

*

*

II

Y ya veas la luz

Has navegado la oscuridad de los mares insomnes,
¿quién como tú sabe de lo inmenso
de las dolientes noches de la duda,
de sus marejadas ciegas,
de la soledad sin rostro en tempestad callada?

¿Qué colores perciben en ella nuestros ojos ciegos,
o qué fulgores imaginados los ofuscan
en la noche interminable de candente dolencia
en que te abismas?

Hoy creo ver luz, postulas, al fin, y vislumbras apenas,
descubriendo sorprendida la novedad de lo evidente,
como quien asoma de soterrañas galerías de una vida topo
y lo enceguece de pronto el alboreo
de un sol que no se mueve y siempre estuvo
a la espera de tu mirada nueva, primaveral, resurgente
como humana pascua de todos los viernes santos.

Hoy albea otra luz
como púa elemental de una vida que arraiga
en la huella perdida de un invierno que duele,
requerida intemperie que las rosas de abril
portan en su savia a la espera del día
de las galas floridas, de los valses al viento
del efímero gozo de su mientras caduco.

Y hoy clarea esa luz como corola que abre
el cerco de las noches dolientes de la duda
y su lágrima de sombra en los párpados ciegos,
para que tu mirar recobre los colores del gozo
que otorguen a tus pasos, a tus tiempos, tus manos,
un rebrotar de vida bajo fecunda luz
como de rosas nuevas en los parques del día.
Y ya veas luz y veas la luz.

***

Heliodoro Fuente Moral

Categories: En época de rosas

About Author