El lamento de Prometeo

Back to homepage
El lamento de Prometeo

Espantajo – Tomás Gago Blanco

Espantajo *** *** “Chistes, chistes de amor”. Oigo su vocecilla entre el griterío. Nos mira abarcándonos con su mirada a través de unos ojos apagados. Los estudiantes formamos una masa

El lamento de Prometeo

Un hotel a las afueras y un puente en la ciudad – Tomás Gago Blanco

Un hotel a las afueras y un puente en la ciudad *** Es cierto que el hotel estaba a las afueras de Praga, rodeado de oficinas en construcción y parques

El lamento de Prometeo

Un pañuelo – Tomás Gago Blanco

Un pañuelo   ***     *** A mi padre   La brizna de heno baila en su boca, viene tarareando una canción acompañada por el rechinar de las ruedas

El lamento de Prometeo

Un, dos, tres, al escondite inglés… – Tomás Gago Blanco

Un, dos, tres, al escondite inglés… ***       A mi madre   Su escuela, los niños en el recreo bajo su mirada atenta y protectora, sus voces, sus

El lamento de Prometeo

Bombones y champán – Tomás Gago Blanco

Bombones y champán   ***     *** Carlos aceleró el paso mientras bordeaba la Plaza de Isabel II, las obras que todo lo inundaban de cascotes y suciedad parecían

El lamento de Prometeo

Navegar el Aqueronte – Tomás Gago Blanco

Navegar el Aqueronte   *** La mujer se encorvó en la silla mientras contenía un gesto de dolor. Lágrimas a punto de desbordar sus ojos deformaron la visión de la