En época de rosas – «El sueño de la Primavera» [Primera antología breve de poesía ] – III – Ana María Vacas Rodríguez [Ilustración de Ana María Vacas Rodríguez]

En época de rosas – «El sueño de la Primavera» [Primera antología breve de poesía ] – III – Ana María Vacas Rodríguez [Ilustración de Ana María Vacas Rodríguez]

En época de rosas

El sueño de la Primavera – Primera antología breve de poesía – III

 

***

 

 

***

 

Ilustración de Ana María Vacas Rodríguez

 

***

Yo sé cantar con el agua

 

Yo sé cantar con el agua.

Yo sé bailar con el viento.

Yo sé seguir la mirada

de la abeja en movimiento,

danzando ensimismada

en busca de su alimento.

 

Yo sé cantar con el agua, cantar

del mar y de las fuentes

correr por el verde campo

saltar sobre las corrientes

y salpicar dulces gotas

en las cascadas fulgentes.

 

Yo sé y, al saber, siento

la semilla estimulada

palpitando desde dentro

con una corazonada

y ningún remordimiento

de crecer enamorada.

 

Yo sé con el viento, bailar

y desplegar con las flores

alas nuevas para volar

dispersando sabores

que me he atrevido a soñar

e idílicos colores.

 

Y en esta tarde dorada

cuando la noche presiento

sin más beberé, embriagada,

de la vida, el aliento.

 

Yo sé cantar con el agua

Yo sé bailar con el viento.

 

[Poema de juventud]

 

*

 

 

Santuario verde

 

Respiro hondo mientras camino.

Ya detecto las higueras

y sus efluvios marcan el sendero.

 

 

Me adentro.

El frondoso bosque de centenarias quercíneas me espera,

una vez más, con su místico corazón y sus brazos abiertos.

 

Miro a mi alrededor

y veo cuerpos, robustos y torneados, intentando abrazarme

mientras sus inflorescencias lloran.

 

 

 

Son lágrimas ocres y amarillas

que la brisa mueve, tintineando cual campanillas vírgenes.

 

El dosel me observa y me protege

como una madre a su criatura.

Es una imponente y majestuosa bóveda

donde se filtra desde el cielo la luz,

dibujando translúcidas cristaleras verdes.

Y yo me siento acogida, refugiada,

en un santuario perfumado con higos

como si de incienso se tratara.

 

Entre luces y sombras,

brillan las hojas elegidas hoy, en la espesura,

para reflejar el solo atrayendo mi mirada

a los brotes de verde primavera.

 

Me adivino en un campo santo.

En una gótica catedral de clorofila,

resiliente y madura

que reta a mi mente de atea,

cada vez que renace el día

y la hierba crece y se verdea.

 

Al final me rindo

ante tanta belleza, ante tanto sosiego, ante tanta hermosura.

Es tal la sensación de calma,

que mi cuerpo se inclina

con una solemne reverencia.

Agradecida, extasiada

por el verde que me rodea e ilumina.

 

Ese verde que todo lo cubre

ese verde que inunda mi alma y la enardece,

que reverbera en mi ser y lo penetra

ese verde, es el dios que me renueva.

 

***

Ana María Vacas Rodríguez

____________________

Ilustración de Ana María Vacas Rodríguez

 

 

 

 

Autor
Categories: En época de rosas

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*