Adelaida – Ana García de Polavieja

Adelaida – Ana García de Polavieja

Adelaida

***

Adelaida García Morales [París – Photo by Ulf Andersen/Getty Images]

***

Creo que El silencio de las sirenas fue mi primer gran amor y, junto a él, sin duda lo fue Adelaida García Morales.

Conocí a Adelaida porque mi hermano iba a clase con Galo, su hijo mayor; vivían en el portal de al lado en la calle Guatemala de Madrid.

Me fascinó nada más verla. Su mirada llena de tristeza y de un mundo interior inabarcable. Siempre vestida de negro, con una belleza única, aquella forma de hablar tan sosegada, aquella paz aparente que escondía una terrible batalla en su interior.

Me hice asidua de aquel hogar, de aquella mirada, de los telares que colgaban en el salón, de ELLA… Y un día me vi de frente con aquel libro: El silencio de las sirenas. Lo empecé en mi casa, y se apoderó de mí de tal manera que al día siguiente seguí leyéndolo oculto bajo el pupitre del instituto. Lo devoré, aunque en realidad me devoró él a mí.

Ese mismo año, pocos meses antes, Adelaida publicó su primera obra gracias a que su marido, Víctor Erice, llevó al cine su novela corta El Sur. Aquella película le abrió las puertas de un mundo editorial que siempre hasta entonces se las había cerrado.

Después llegaría La lógica del vampiro, Las mujeres de Héctor y obras posteriores, aunque Adelaida iba entrando en un declive personal y profesional. Pero yo seguía amándola exactamente igual.

Hace unos meses me enteré de su muerte en una situación lamentable, y de otras cosas no menos deleznables.

En mi memoria y en mis estanterías, Adelaida será siempre mi primer gran amor cuando yo tenía 14 años. Adelaida y su magia, el tono bajito de su voz, su mirada profunda, aquellas tardes en su casa y, sobre todo, esos libros únicos que sólo podían nacer de ella…

*

Adelaida García Morales [Badajoz, 1945 – Dos Hermanas, Sevilla, 22 de septiembre de 2014]

*

*

***

Ana García de Polavieja

Autor

About Author