La mirada indiscreta – Un pequeño homenaje a Alfred Hitchcock – Pedro García Cueto

La mirada indiscreta – Un pequeño homenaje a Alfred Hitchcock – Pedro García Cueto

La mirada indiscreta – Un pequeño homenaje a Alfred Hitchcock

***

Alfred Hitchcock junto al célebre león de la MGM

***

Cuarenta años después de su muerte, la mirada de Alfred vuelve como si persiguiese a un ladrón, en la senda de una mujer rubia de la que se enamora Jimmy Stewart. Alfred se enamoraba de las bellas mujeres que pasaron por su vida, Tippi Hedren, Grace Kelly, Kim Novak. Hitch iba buscando esa belleza perfecta que era el reflejo de una musa donde el cristal de la virginidad parecía puro.

Perserguido por los pájaros que asolaban la pantalla, inundando de miedo a los espectadores, por aquel Norman Bates disfrazado de mujer que acuchillaba a Janet Leigh repetidamente. El mejor cine del maestro está rodeado de grandes actores, de bellas mujeres, es muy difícil igualar a Cary Grant en Con la muerte en los talones, sin que el traje se le arrugase. Tampoco parece fácil igualar a la bella Grace cuando paseaba su belleza por Mónaco. Hitch siempre aparecía en sus películas, como luego hará, en alguna ocasión, Martin Scorsese, en ese cameo de Taxi Driver.

*

James Stewart como L. B. «Jeff» Jefferies en un fotograma de Rear Window [La ventana indiscreta] – 1954

*

James Stewart como L. B. «Jeff» Jefferies & Grace Kelly como Lisa Carol Fremont en un fotograma de Rear Window [La ventana indiscreta] – 1954

*

Las mujeres le acusaron de acosador, mientras su mente imaginaba la trama de Frenesí, ese asesino implacable en el universo londinense, mientras Perkins hablaba con la muy atractiva Vera Miles, escondiendo la verdad de su psicosis, mientras una mujer enigmática, Kim Novak, va suscitando el asombro y la pasión del gran Jimmy Stewart en Vértigo.
Al fin y al cabo, Hitch lo dominaba todo, en cada plano de sus películas está su mano genial, cuando dirige a Farley Granger y Robert Walker en Extraños en un tren podemos sentir el latido de los actores, la fuerza de una dirección firme y brillante.

*

Eva Marie Saint en el papel de Eve Kendall en un fotograma de North by Northwest [Con la muerte en los talones] – 1959

*

Cuarenta años de su muerte y sentimos que ya no tenemos un maestro que nos haga sentir el miedo cuando Bates baja las escaleras de la mansión y mata al detective Arbogast (Martin Balsam), cuando Cary Grant es pillado con el cuchillo en Con la muerte en los talones o Jimmy Stewart hace de voyeur y mira la ventana en La ventana indiscreta.

*

Cary Grant como Roger Thornhill en un fotograma de North by Northwest [Con la muerte en los talones] – 1959

*

*

Si tuviera que elegir una película me quedaría con la belleza de Grace Kelly en Atrapa un ladrón, mientras Cary Grant, el gato, se dedica a robar y a enamorar bellas mujeres.

Hitch no está, pero queda su cine, su impronta de gran director, poderosa fascinación que despiertan sus películas porque hay algo oscuro en todas, la mente de un genio con un toque siempre enigmático, que llenaba la pantalla a través de grandes estrellas. El universo del gran director estará siempre presente en nuestra memoria cinéfila.

*

Grace Kelly como Frances Stevens & Cary Grant como John Robie («The Cat») en un fotograma de To Catch A Thief [Atrapa a un ladrón] – 1955

*

Grace Kelly como Frances Stevens & Cary Grant como John Robie («The Cat») en un fotograma de To Catch A Thief [Atrapa a un ladrón] – 1955

*

Grace Kelly como Frances Stevens & Cary Grant como John Robie («The Cat») en un fotograma de To Catch A Thief [Atrapa a un ladrón] – 1955

*

***

Pedro García Cueto

Autor

About Author