«Nada que decir», de Silvia Hidalgo – Una reseña de Pedro García Cueto

«Nada que decir», de Silvia Hidalgo – Una reseña de Pedro García Cueto

Nada que decir, de Silvia Hidalgo [Reseña]

***

***

Nada que decir, de Silvia Hidalgo

 Silvia Hidalgo ha ganado el Premio Tusquets de Novela de este año con esta historia titulada Nada que decir, donde una mujer espera que su exmarido recoja a su hija, mientras ella espera la cita de un desconocido, con el que ha intercambiado mensajes por la red.

Esta novela incide en el fracaso, en el desasosiego de la vida, las pérdidas de la felicidad, cuando solo nos impulsa la rutina y el hastío. Dice en un párrafo de la misma:

“Lleva un vestido ajustado, casi se vio guapa al salir de casa. Se revisa el maquillaje en el espejo del parasol. Sigue sentada al volante esperando que pase algo, a que llegue la policía o a que llegue el mensaje, cualquier cosa que le quite el impulso de ir hasta la casa del hombre tumor…”.

Como vemos, incide en ese espacio, donde la vida no encuentra un lugar, porque llamar “hombre tumor” al desconocido es ir descomponiendo el sentido de las cosas y la autora logra un espejismo, navegando por el mundo de la irrealidad, de lo onírico.

Y las frases cortas, como si fueran pequeños planos de una película: “Necesita gasolina, el cartel luminoso siempre en el otro lado. Coge la salida, cambia de sentido y reposta”.

Y la presencia de ese “hombre tumor”, ese yonqui con el que se encuentra, con una narrativa desgarrada:

“Entra en la casa tras él, y el temor que asomaba se apacigua con el olor a limpio, el salón ordenado y las fotos de su hija en la pared. Él se quita la capucha y ella calcula que ha adelgazado quince kilos desde que se hizo las fotos que le envió. Es un yonqui”.

Y es precisamente esa huida hacia el mundo de la desesperación, de los que se han aferrado en la vida a la droga, la que contiene uno de los elementos más interesantes de la novela: la radiografía de los fracasos, de ese instante con ese hombre que le pide: “que si le deja comerla toda”, la de su matrimonio, con un hombre que ya no ama.

Es, en definitiva, una novela tejida con la sensación de pérdida, como ocurre en el instante en que se pregunta “¿en cuántas cajas cabría una vida?”.

Y el recuerdo que está presente en cada momento, tiempos del ayer que quiebran el presente, pero en realidad le dan sentido. Luz entre las llamas del tiempo.

Y su padre la pinta, porque es la vida un boceto, donde buscamos el sentido, para que el cuadro pueda crearse. Estamos ante una novela delicada y dura, tierna y desgarrada, una prosa que nos atrapa en la mirada de Silvia Hidalgo.

***

Pedro García Cueto

_____________________

Nota

Silvia Hidalgo. Nada que decir. Tusquets Editores, Barcelona, 2023. ISBN: 978-8411073417.

About Author