«Cuentos completos», de David Herbert Lawrence [Volumen I: 1907 – 1913 / Volumen II: 1914 – 1927] – Una reseña de Pedro García Cueto

«Cuentos completos», de David Herbert Lawrence [Volumen I: 1907 – 1913 / Volumen II: 1914 – 1927] – Una reseña de Pedro García Cueto

Cuentos completos, de David Herbert Lawrence [Volumen I: 1907 – 1913 / Volumen II: 1914 – 1927] [Reseña]

***

***

Cuentos completos, de David Herbert Lawrence [Volumen I: 1907 – 1913 / Volumen II: 1914 – 1927] [Reseña]

La editorial Páginas de Espuma ha editado los Cuentos completos de D. H. Lawrence [Volumen I: 1907 – 1913 / Volumen II: 1914 – 1927] en una estupenda edición con tapas duras, cuya traducción ha corrido a cargo de Amelia Pérez de Villar. La complejidad de la narrativa de D. H. Lawrence está presente en todas sus obras, no solo en sus cuentos, sino en novelas tan apasionantes como Mujeres enamoradas o Canguro, pero no hay que olvidar El amante de Lady Chatterley y La serpiente emplumada. Su obra se ha caracterizado por una extrema libertad en la idea de la sensualidad, con imágenes atrevidas y deslumbrantes, lo que refuerza la idea de hallarnos ante uno de los mejores escritores de la historia. Criticado en su época, por algunos críticos que llegaron a decir que no escribía bien, Lawrence es un mago del idioma, que logra cincelar su prosa, enamorarnos con sus descripciones y penetrar con una aguda mirada a sus personajes. La introspección a la que somete a los mismos convierte a Lawrence en un artífice del idioma, un escultor del lenguaje.

Acerca de los cuentos, en Inglaterra, Inglaterra mía, narra como pocos la desintegración amorosa de una pareja, que va deteriorando su matrimonio, como consecuencia del nacimiento de los hijos:

“Su mujer le seguía queriendo, pero –y el pero había llegado a ocupar mucho espacio- el deseo físico que sentía por él había pasado a un segundo plano, había perdido importancia”.

Y en El dedal, relata magníficamente como una bella mujer se coloca un dedal y al llegar su marido, apenas lo veo como un ser deforme, pero la manera en que Lawrence describe a la mujer es magistral:

“Se hizo el silencio. Ella era consciente de que su propio ser era puramente accidental. Estaba estructurada y construida sobre un simple accidente, una asociación accidental. Era como estar hecha del mismo material de lo sueños, sin secuencia interna, sin ningún plan ni propósito alguno”.

Es, precisamente, esa forma de esculpir a los personajes, como si los cincelase con el idioma, tallados con minuciosidad, lo que caracteriza su prosa prodigiosa.

Y la enorme belleza de otro de los cuentos: La mujer que se marchó a caballo, donde D. H. Lawrence va describiendo in crescendo el proceso de soledad de una mujer, que acabará sacrificada por los indios. Lo más bello es el tono descriptivo, donde la mujer ya no reconoce al marido como un ser real, ya que Lawrence fue un gran experto en escribir sobre el desamor, en penetrar en la mente de los seres humanos, en desentrañar el fuego interior de las mujeres de sus novelas y sus cuentos. No hay que olvidar que el escritor tuvo una relación muy íntima con su madre y muy evasiva con su padre, un minero rudo, mientras la madre que era profesora, representaba la cultura:

“Y es cierto que a los treinta y tres años seguía siendo aquella joven de Berkeley en todo, salvo el físico. Su desarrollo personal se había detenido de golpe cuando se casó, por extraño que parezca. Su marido no era para ella un ser real, en lo mental ni en lo físico”.

Decididamente, al igual que al componer los personajes de Ursula y Gudrun en Mujeres enamoradas, pocos narradores han logrado penetrar en el interior del mundo femenino como el genial escritor inglés.

Asomarse a sus cuentos es un deleite, como si nuestra mirada navegara por un mar hermoso, que nos va seduciendo, Lawrence es un narrador prodigioso, que dejó personajes inolvidables. Un acierto esta edición de Páginas de espuma de los cuentos de este escritor único en su capacidad de narrar y de describir el mundo.

***

Pedro García Cueto

_____________________

Nota

David Herbert Lawrence. Cuentos completos [Volumen I: 1907 – 1913 / Volumen II: 1914 – 1927]. Traducción de Amelia Pérez de Villar. Editorial Páginas de Espuma, Madrid, 2023. ISBN: 978-8483933398.

About Author