Natura y Artificio – Exposición de pintura de Fuensanta Niñirola

Natura y Artificio – Exposición de pintura de Fuensanta Niñirola

Natura y Artificio. Exposición de pintura de Fuensanta Niñirola

***

 

 

***

Mucho se ha escrito y hablado sobre la contraposición entre lo natural y lo artificial. La mente humana es artificiosa: generadora de ideas, constructora de objetos, regida por unas reglas técnicas, inventora de procesos, de sistemas, dedicados a una funcionalidad práctica, en su sentido más general, aunque también incluye, entre otras cosas, el goce estético. El Caos, provocador para la racionalidad humana, es el origen de la mitología y de la religiosidad, así como del arte, que son respuestas intuitivas ante la oscuridad y a veces el dramatismo de la naturaleza. La Ciencia, por el contrario, es la respuesta racional, el férreo intento de iluminar esa oscuridad caótica con la linterna de la razón. La titánica lucha de la mente humana frente a lo incomprensible y lo desconocido.

El Arte, en su sentido puramente estético, (no en su sentido general de arte como técnica) sería la vía irracional por la que se manifiesta la respuesta o la reacción humana ante el Caos. La expresión visual, plástica, de ideas inexpresables de otro modo, de sensaciones, emociones y estados anímicos que la racionalidad apenas puede abarcar o que no consigue explicar del todo. Ese resquicio por donde el Caos se escapa de la Razón lo capta visualmente el Arte, como lo captan en su sonoridad, la Música o la Poesía.

La naturaleza tiene un cierto orden, pero es un orden aleatorio, caótico, en el sentido de que no es absolutamente predecible, aunque la ciencia humana, basada en el conocimiento racional, lo intente y lo consiga en muchos casos. Pero en su esencia, la naturaleza contiene en sí un principio caótico, de indeterminación.

Un perfecto orden en apariencia, encierra a su vez una semilla de caos: una mutación genética, surgida de modo casual, o la intervención de fenómenos imprevisibles, originados de modo aleatorio, azaroso, definen un nuevo orden, una especie nueva o una nueva disposición ordenada de modo distinto. Los fractales serían un ejemplo de esto, por poner alguno. Los fractales son figuras geométricas que no se pueden definir a través de la geometría clásica. la mayoría de las figuras que se encuentran en la naturaleza son de geometría fractal. De la naturaleza, me fijaré en el mundo vegetal, plantas y flores que desarrollan estructuras vivas.

En cuanto a la obra humana, ocupada en transformar lo natural en artificial en función de sus propias necesidades, tiene diversas líneas de acción. Una de ellas es la construcción del hábitat humano: la arquitectura. La arquitectura se ocupa del espacio físico, de estructuras en principio habitables, a veces puramente ornamentales o cuya funcionalidad se dirija a la comunicación de espacios entre sí. Es artificio puro, incluso aunque se inspire en las estructuras generadas por la naturaleza o las aproveche como material para el conjunto de la obra. Y es en ella en la que me fijaré para contraponer las dos opciones en esta muestra.

 

*

La Exposición

Así pues, en esta exposición mi mirada transita partiendo del Caos, simbolizado por imágenes abstractas, con cierta movilidad, como reflejos en el agua o volutas de humo, resplandores y destellos en la oscuridad, y se concentra en contraponer esas dos vías de respuesta ante el Caos: el orden natural, simbolizado por la vegetación, y orden artificial, simbolizado por estructuras arquitectónicas.

En una parte muestro lo que yo considero expresión del puro caos, la abstracción. Lo que incluye líneas, manchas, recorridos figurativos informalistas. Explosión de color, de sinuosidades, transparencias y movimientos virtuales.

Por otra, muestro lo natural: la Naturaleza, en su exuberante manifestación vegetal, muestra estructuras vitales, cambiantes, dotadas de movimiento y de variación permanente, si bien siguiendo ciertas pautas que se trastocan o pueden trastocarse de modo azaroso o casual, por la intervención de terceros elementos. Hojas, tallos, flores, conjuntos de formas y colores que desarrollan recorridos visuales diversos.

Una tercera mirada lleva a lo artificial. Estructuras arquitectónicas, lineales, angulosas, contrapuestas, edificaciones imposibles, visualmente relevantes como creadoras de espacios pero funcionalmente inservibles. Espacios imaginarios que juegan con línea y color: escaleras, techos, habitaciones y ventanas, todo enlazado o superpuesto, creando la sensación de una construcción un tanto desordenada y peligrosamente frágil.

 

La técnica

En cuanto al modo en el que se abordan estos temas y se plasman físicamente para ser mostrados, constato que el trabajo principal se apoya en la informática. Partiendo de objetos fotografiados por mí, buscando bases para lo que en mi mente deseo mostrar, desarrollo un trabajo de transformación, por medio de diversos programas informáticos para tratamiento de imagen, hasta llegar a un punto que considero final. Tras ello, hay una búsqueda del mejor modo de plasmar físicamente lo que se ha conseguido de modo virtual. Y de ahí que los soportes sean diferentes, desde la pintura acrílica manual sobre tabla o lienzo, a la impresión digital sobre papel o lienzo, que admite una intervención de otros medios manuales, y finalmente la impresión digital sobre medios no intervenidos manualmente como el metacrilato, dibond , forex o aluminio, medios que son los que más se asemejan al trabajo original virtual. En suma, un trabajo de años que solo se había mostrado de modo parcial y ahora puede finalmente mostrarse de modo más completo en esta sala.

 

***

Fuensanta Niñirola

______________

 

Imágenes de algunas de las pinturas que podrán contemplarse en la Exposición

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

***

Categories: Artes Plásticas