«Vides quae sim et quae fui ante» – Siete alcahuetas – V – أحمد بن عبد الملك ابن سعيد / Abū Ŷaʻfar ibn Saʻīd – القوادة / «A una alcahueta» – Santiago Blanco del Olmo

«Vides quae sim et quae fui ante» – Siete alcahuetas – V – أحمد بن عبد الملك ابن سعيد / Abū Ŷaʻfar ibn Saʻīd – القوادة / «A una alcahueta» – Santiago Blanco del Olmo

«Vides quae sim et quae fui ante» – Siete alcahuetas – V – أحمد بن عبد الملك ابن سعيد / Abū Ŷaʻfar ibn Saʻīd – القوادة / «A una alcahueta»

***

Bayad en el jardín – [Manuscrito andalusí magrebí del S. XIII – Conservado en la Biblioteca Nacional de París – París – Francia]

***

«Vides quae sim et quae fui ante» – Siete alcahuetas – V

*

*

أحمد بن عبد الملك ابن سعيد / Abū Ŷaʻfar ibn Saʻīd

القوادة / «A una alcahueta»

Éste es un poeta sorprendente de la Granada del siglo XII. De él se ha conservado una colección de poemas que abarcan los más variados temas de la poesía árabe de su época, panegíricos, poemas báquicos, de súplica, a los amigos y poemas amorosos.

Es especialmente interesante el conjunto de poemas dedicado a su enamorada Ḥafṣa bint al-Ḥāŷŷ al-Rakūniyya, también granadina y poetisa, no confundir con la poetisa alcarreña del mismo nombre. Gracias a la familia del poeta, los Banu Said, se han conservado algunos poemas de Hafsa y de este modo la relación ha transcendido al campo de la literatura, como la de la princesa Wallada y el poeta Ibn Zaydun, como la de Ana Poliduri y Costas Karyotakis, por ejemplo.

Presento aquí un poema dedicado a una alcahueta, pues era imposible resistirse a incluirla en este trabajo junto a sus compañeras grecolatinas y cristianas, poema por otra parte no tan desconocido, pues figuraba ya en la célebre antología de poesía arábigo-andaluza de Emilio García Gómez que tanta influencia ejerció sobre poetas españoles contemporáneos a la generación del 27.

*

*

El poema es una descripción. No se nos da el nombre de la mujer, pero se observa al punto que sus características son similares a las de Urraca o Celestina.

“Se introduce en todas las casas”, es un personaje que recorre en su labor toda la escala social de arriba abajo.

  “Ignorante de dónde está la mezquita,

   conoce bien el local del tabernero.”

Parece que la citada dueña no hacía gran caso de la prohibición coránica de beber vino. Se hace la piadosa, como Celestina y Trotaconventos, y no duda en ir a los lugares sagrados cuando se le presenta un buen negocio. Finalmente reúne los dones de la adivinación y de la magia, es avara, está bien dotada para la oratoria, de modo que “por la simpatía de sus dichos sería capaz de armonizar el agua con el fuego”. La oratoria, parece ser, es algo necesario para ejercer esta profesión.

Aprovecho la ocasión para decir aquí que la palabra que da nombre a este escrito es de origen árabe, en efecto  القوادة es vocablo arábigo procedente de la raíz  قَادَ  que significa “llevar, guiar, dirigir, conducir”. Curiosamente las palabras gramática en árabe,  القواعد, y la conocida banda terrorista de corte islámico, tienen la misma etimología.

*

Jarrón de las Gacelas [Detalle] – [Segunda mitad del siglo XIV ca. – Museo de la Alhambra – Granada – España]

*

*

٣٩

قوّادة تفْخَرُ بالعارِ   أقْوَدُ من ليلِ

ولاجة في كل دارِ وما   يدري بها من حذقها داري

ظريفة مقبولةُ الملتقى   خفيفةُ الوطء على الجار

لحافها لا بنطوي دا ءما   أقْلَقُ من راية بيطارِ

قد ربيتْ مذ عرفتْ نفعها   ما بين فُتّاك وشُطّارِ

جاهلة حيثُ ُثوى مسجد   عارفةٌ حا نةَ خمّارِ

بسّامة مكثرة بِرَّها   ذاتُ فكاهاتِ وأخبارِ

علمُ الرياضات حوتهُ وسا   ستهُ بتقويم وأسحارِ

منّاعَة للنعلِ من كيسها   موسرة في حالِ إعسارِ

تكادُ من لطف أحاديثها   تجمع بين الماء و اللنارِ

*

XXXIX

Una alcahueta se afana con la ignominia

Más encubridora que la noche al trasnochador.

Se introduce en todas las casas,

Y nadie se da cuenta de su habilidad.

Simpática, acogedora,

No molesta a los vecinos.

Su manto nunca está plegado,

Más inquieto que la bandera de un albéitar.

Se crió, desde que supo las ventajas que le reportaba,

Entre malhechores y pícaros.

Ignorante de dónde está la mezquita,

Conoce bien el local del tabernero.

Sonriente, piadosa,

Amiga de bromas y chismes…

Domina las matemáticas, y, además

Los horóscopos y hechizos;

Su bolsa se niega a pagar suelas (de zapatos),

Siendo rica, está en un estado de miseria.

Sería capaz, por la simpatía de sus dichos,

De armonizar el agua con el fuego.

*

*

Caligrafía árabe epigráfica [Palacio de la Alhambra / Detalle mural – Granada – España]

*

***

Santiago Blanco del Olmo

Categories: Crítica Literaria

About Author