Algunos aforismos sobre el cuerpo – Luis Roca Jusmet

Algunos aforismos sobre el cuerpo – Luis Roca Jusmet

Algunos aforismos sobre el cuerpo

***

Torso del Belvedere [I secolo a. C. – Apollonio di Atene – Museo Pio-Clementino – Musei Vaticani – Città del Vaticano – Roma – Italia]

***

Algunos aforismos sobre el cuerpo

1

Tenemos la idea de que somos cuerpos que estamos en un espacio y un tiempo, como si fueran las coordenadas en las que nos movemos. Pero me parece un mal enfoque. No estamos, sino que somos, espacio y tiempo. Somos un cuerpo en un lugar que nos envuelve y todo el conjunto es espacio. Somos un momento de un cuerpo que es transformación permanente y esto es duración. Momento y lugar del cuerpo-energía, estas son las claves de la visión china clásica, que me parece mucho más interesante. No estamos en el mundo, somos mundo. No somos «yo y nuestra circunstancia», somos nuestras circunstancias. Ni el cuerpo ni el yo son entidades. Son procesos en un campo de relaciones.

2

Cuerpos, solo cuerpos. Sanos o enfermos. En transformación permanente. Orientados o perdidos. Con una duración limitada. En un mundo en el que hay otros cuerpos. Cada uno en un lugar que va cambiado e interaccionando con los otros cuerpos. Cuerpos que se van desgastando pero que pueden ir ganando en experiencia y sabiduría.

 3

Los cuerpos no son solo mecánicos. Son cuerpos vivos. Poblado por imágenes y marcados por afectos No son solo reacciones químicas, son algo más que esto.

¿Lo llamamos “alma”? está bien siempre que no lo entendamos en sentido dualista: como un alma que tiene un cuerpo. Porque es el cuerpo el que siente y en el caso de los humanos, el que piensa. ¿O también piensan los animales? Depende de lo que entendamos por pensar, claro. Si nos referimos a la capacidad reflexiva que nos constituye como sujetos, parece que es exclusivo de los humanos. Somos los únicos cuerpos subjetivados, pero ni sintientes ni inteligentes.

4

Spinoza considera que todo cuerpo tiene una idea de sí mismo. Se refiere a todos los seres vivos y entendiendo idea en sentido amplio, como imagen. Actualmente algunos investigadores afirman que las plantas tienen percepción y movimiento, lo cual le daría la razón.

5

El cuerpo dura, pero sin ser algo permanente. Lo que hay es la continuidad de una materia sensible en proceso de transformación. El cuerpo es como una potencia que se va desplegando en acto. Se forma cuando el espermatozoide fecundo el ovulo y se disuelve cuando muere. Lo que hay antes y después de esta formación y disolución es un enigma.

6

Quizás no sea correcto decir ni que “somos un cuerpo” ni que “tenemos un cuerpo”. En ambos casos lo planteamos a nivel sustancial, desde el registro de la identidad. Lo que hay viene a ser, paradójicamente, una des-coincidencia. Somos y no somos al mismo tiempo.

7

Un cuerpo percibe y un cuerpo imagina. La percepción es sensible, es algo que se da “entre” el cuerpo presente y lo que es percibido, que es otra presencia. Lo que imaginamos, en cambio, es algo que produce el cuerpo a través de su potencia de imaginar. Justamente la alucinación es tomar por percepción lo que es imaginación.

*

Egon Schiele – Die Umarmung [Liebespaar II] [1917 – Österreichische Galerie Belvedere – Obere Belvedere – Wien -Österreich]

*

***

Luis Roca Jusmet

About Author