El hermano gemelo – Antonio Villalba Moreno

El hermano gemelo – Antonio Villalba Moreno

El hermano gemelo

 

***

 

 

***

Pienso en que si tuviera un hermano gemelo sería muy desconfiado. ¿Y si él se hiciera pasar por mí cuando quedara con mi novia, mejor dicho, si él hubiera quedado alguna vez con ella y Jazmín no se hubiera dado cuenta? ¿Tengo un hermano gemelo? Tendría que preguntárselo, o mejor no hacerlo. Hoy, cuando la recoja, voy a proponerle que tengamos una contraseña. Ya sé. Se me acaba de ocurrir. Los lunes, tenemos que decirnos al encontrarnos “Ich liebe dich”, los martes “Jeg elsker dig”, los miércoles “Agapimú”. Los jueves no nos vemos, así que no hay que buscar clave alguna. ¿Por qué no nos reunimos? No sé, lo propuso ella cuando comenzamos nuestra relación. Ahora no recuerdo el motivo, pero no lo pregunto. Los viernes “I love you”, los sábados “Je t’aime” y los domingos “Te quiero”.

Hoy tendría que decirme “Agapimu”, pero aún no le he comentado nada al respecto, lo he pensado, aunque ahora que caigo no tengo ningún hermano gemelo. ¡Qué alivio!

Sí, es un gran alivio porque, con lo despistado que soy sería capaz de tropezar en mi propia trampa y confundirme de contraseña, decirle “Ich liebe dich” un martes y ella dejarme plantada con un “Impostor” en sus labios, o peor aún aparecer un sábado diciendo “I love you” y ella, al verme, delante de su hermana ofrecerme una mirada despectiva y desafiante.

Jazmín es mi novia desde hace meses, ella es una chica altiva y extraña pero muy hermosa. Me enamoré en cuanto la vi y tardé en convencerla que yo era la persona adecuada para una joven con un perfil de modelo. Cuando al fin lo conseguí le di un beso en los labios y me supieron a fresa, al hacerlo me relajé de tal manera que se me cerraron los ojos y creo que me dormí durante unos segundos. Ella me zarandeó para continuar una conversación de la que yo no me había enterado, me había estado hablando algo sobre los jueves, pero no presté atención hasta el final, cuando acabó diciéndome que podíamos vernos toda la semana menos ese día.

Los miércoles son los días en que más hablo con ella, no sé el motivo, la verdad. Quizá porque sé que voy a estar sin verla más tiempo, el caso es que hoy voy a sacar el tema de los hermanos gemelos, aunque ahora que lo pienso quién tiene una hermana gemela es ella, ¿habré quedado algún día de estas semanas atrás con la otra?

¡Qué lío me estoy haciendo! Menos mal que mañana es jueves, y menos mal que yo soy hijo único.

***

Antonio Villalba Moreno

Autor
Categories: Literatura

Comments

  1. Chikitosam
    Chikitosam 5 junio, 2019, 06:32

    Buen microrelato!!

    Reply this comment

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*