Flor de almendro – Un poema de Heliodoro Fuente Moral

Flor de almendro – Un poema de Heliodoro Fuente Moral

Flor de almendro – [Poema]

***

***

Flor de almendro

Tras las primeras flores del almendro,
-aún viste de nieve Dios por Guadarrama-,
una promesa late de pujante retorno,
el eterno retoño de la vida en la soledad del campo.

Duele invierno,
oscura noche en el silencio de la putrefacción
y epojé de todo lo maduro,
como un crudo viernes santo del expolio,
de la desnudez,
del desamparo frío de lo muerto en que encepa la vida

La flor del almendro ilusa ignora,
con los pies congelados, la predicción del tiempo,
las locuras de febrero
y la cuaresma enjuta de un pasado peor;
y saca inocentes al balcón, como mantón del Corpus,
sus pétalos de luz tan fuera de momento
a los cuchillos de hielo de la noche.

¿Qué tiene la esperanza de irracional, de cándido,
de apartar de la lógica la gravedad del curso,
que amanece como flor de almendro en la putridez de enero?
¿A qué frutos de luz abre su paso como púa de fe
sobre la piel hirsuta de una noche contraria?

¿Qué busca braceante, herido de ceguedad,
quien pisa confiado sobre un suelo de invierno
y rastrea la vida en el fulgor minúsculo de todo lo que nace?

¿Qué le muestras, qué enseñas que no entienden sus ojos,
flor de esperanza, como señera luz en medio de su noche,
intemperie de todas las hipótesis
en que busca consuelo el hombre anochecido?

Farol de soledades, menuda flor de almendro,
rebelión de vida en la lógica de río de todo lo caduco,
por tu lección de lucha,
por llamarte esperanza,
rendido te celebro.

*

*

***

Heliodoro Fuente Moral

About Author