«No hay derecho» – Un poema de Jorge Camacho Cordón

«No hay derecho» – Un poema de Jorge Camacho Cordón

No hay derecho [Poema]

***

El-Ramal area in Gaza City [October 9, 2023] [Photography by Naaman Omar – Source: http://Wafa (Q2915969) in contract with a local company (APAimages)]

***

No hay derecho

No sé por qué presento, por qué he escrito
este libro de poemas.
No soy palestino ni crecí en Palestina
ni he tenido que vivir aquella guerra.
¿Qué hago yo escribiendo, declamando versos
si Palestina tiene sus propios poetas?
Pienso en Darwish, sí, y en Refaat Alareer,
cuya voz aquí hoy apenas resuena,
y en que quizás no sea descabellado
hablar en su lugar en estas tierras.
No era vasco Picasso ni vivía en Gernika
cuando plasmó en una vasta tela
el horror del bombardeo matemático.
También era extranjera
la mirada de Costa-Gavras en «Hanna K.»,
película valiente y que interpela.
O el poema del cairota Mostafa Ibrahim,
ahora triste canción: «Telk qadeya».
Por otra parte, a los palestinos mismos
¿quién les presta atención? ¿quién los aprecia?
Así que contribuyo como puedo
a que no venza el olvido, a que se sepa.
Y, sí, echo la vista atrás a lo ya escrito
y publicado, y me surge la sospecha
de haberme quedado corto en mi denuncia,
pero también me vence la certeza
de que no puedo abarcar todos los frentes,
de que es mejor dejar sólo una muestra,
aunque falten detalles y matices,
aspectos, datos, cifras pasajeras.
Quede, pues, Razān an-Nayār,
la joven enfermera,
como única víctima cuyo nombre menciono
en vez de una inabarcable hilera
de decenas de miles de nombres y apellidos
asesinados, atroz enciclopedia.
Tampoco he de ampliar la lista de verdugos,
de ejecutores y cómplices de esta
campaña militar tan inhumana
y tan cobarde. En la hemeroteca
encontraréis sus nombres y sus cargos,
sus crímenes, silencios, desvergüenzas.
Permitidme, por último, que añada
un par de consideraciones nuevas.
Como dijo el prologuista de mi libro
en un artículo en la prensa,
Israel, como potencia ocupante
no tiene derecho a la defensa,
tan sólo obligaciones con respecto
a los palestinos. No sorprenda
si éstos se resisten a ese yugo
colonial, si no lo aceptan, se rebelan,
ni si lo hacen por la fuerza de las armas,
de manera violenta, cruel y ciega.
Ahí han sido y serán en todas partes
todas las resistencias e insurgencias.
Por otro lado, y para terminar,
la creación de Israel, esa quimera
supremacista, aberración moral,
no es un error susceptible de enmienda,
un experimento que, por algo, salió mal
sino una idea
viciada en sus orígenes, abyecta,
un engendro sin derecho de existencia.

***

Jorge Camacho Cordón

__________________________

Nota

La editorial CantArabia ha publicado en diciembre de 2023 la segunda edición, ampliada y revisada, del libro de poemas Palestina estrangulada, de Jorge Camacho Cordón: http://jorgesaturno.blogspot.com/2023/12/palestina-estrangulada-segunda-edicion.html

Poesía y genocidio, artículo de Santiago Alba Rico sobre la nueva edición: https://blogs.publico.es/dominiopublico/58297/poesia-y-genocidio/

La canción Telk qadeya: https://www.youtube.com/watch?v=aVZDOUMAZXI

Categories: Quemaduras

About Author